infomedioambient

¡CONOCE Y ACTÚA!

ENFOQUE DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL A DIFERENTES ESCALAS (1º PARTE). ENSAYO.

Deja un comentario

PASO UNO HACIA LA SOSTENIBLIDAD. EDUCACIÓN (AMBIENTAL)

La base de cualquier sociedad que se dirija o quiera dirigirse hacia la sostenibilidad está en la educación. En concreto, la educación ambiental, aunque va progresando, es todavía una tarea pendiente en nuestro sistema educativo y de valores.

En una sociedad sostenible, el respeto por el medio debería empezar en los hogares. Los niños son el futuro, y es nuestra responsabilidad como padres, hermanos mayores, primos, abuelos, vecinos, educarles en una serie de valores entre los que se encuentre el amor al medio que les rodea, para que el día de mañana sean conscientes de la responsabilidad de sus actos para con las generaciones futuras.

Vivimos en un mundo con unas tremendas desigualdades sociales, donde el 80% de los recursos se utilizan para alimentar el ritmo de vida del 20% de la población del planeta, mientras que el resto sufre hambre, falta de agua, guerras, injusticias y violación de los derechos humanos a cada segundo. Esto no es nada nuevo, todos lo sabemos y aunque no nos guste o nos genere un cierto malestar darnos cuenta de ello, mientras el mundo siga funcionando de esta forma, todo va a seguir igual y peor. Es nuestra responsabilidad contribuir en la medida en la que podamos a mejorar nuestro entorno, por insignificante que nos parezca nuestro gesto, y aunque sepamos que no se va a acabar el hambre, ni las grandes potencias contaminarán menos por ello, sí que podremos contagiar nuestra forma de vivir y de actuar al de al lado, y poco a poco, resulta que todo suma.

La palabra sostenibilidad significa “satisfacer las necesidades actuales sin comprometer las de las generaciones futuras”. Es decir, establecer un equilibrio entre desarrollo económico y buenas prácticas para proteger el medio ambiente y no terminar con los recursos que nos ofrece la tierra, primero para sobrevivir, y luego para mejorar nuestra calidad de vida.

Para conseguir esto, necesitamos educación. Los primeros que debemos demostrar nuestro respeto al medio y ser leales a la tierra somos nosotros con nuestros actos. Así que no me puede gustar el campo si cuando voy, me dejo allí el envoltorio del bocadillo, la botella de plástico o tiro el cigarrito por la ventanilla del coche. Tenemos que enseñar a nuestros hijos a que vean como algo natural no tirar papeles al suelo, reciclar, cerrar el grifo, apagar la luz, apagar la tele en el botón, desenchufar el ordenador, ser consumidores responsables, usar el transporte público, la bici, ¡o incluso las piernas!, que resulta que también nos llevan a los sitios si queremos. Ellos aprenden lo que ven, aprenden por repetición y por refuerzos positivos, así que si queremos que lo hagan… vaya por dios: ¡también nos toca a nosotros!

Por otro lado están los colegios. De ellos también es la tarea de enseñar a los más jóvenes cómo funciona la naturaleza, los flujos de materia y energía, las relaciones entre distintas especies, los tipos de recursos que existen, las formas de explotación, la cultura de la reutilización, el reciclaje, la importancia de la ciencia y de la tecnología para desarrollar herramientas y materiales que permitan una mejora hacia el desarrollo de la economía y la sostenibilidad. Todo ello implicando al alumno en la observación, el razonamiento, la resolución de problemas, el conocimiento de noticias, etc.

Sin duda todo esto va más allá de la educación meramente ambiental. Para llegar a una sociedad comprometida con la sostenibilidad, es necesario un pacto por la educación. Un cambio del sistema educativo actual, que no nos haga estar a la cola de Europa, un sistema educativo comprometido de verdad con las personas, que no se modifique cada vez que el gobierno cambia de color, que constituya un pilar básico de nuestra sociedad para crear personas con capacidad de razonar, argumentar, con iniciativa, responsables de sus opiniones y de sus actos y con capacidad para decidir cómo vivir y cómo actuar. Ya que esto se trata de voluntad política, en nuestras manos sólo queda exigirlo mediante las vías existentes, y si no las hay, crearlas, y hacer todo lo que esté en nuestra mano como padres, profesores, o simplemente ciudadanos, para educar más allá de lo que pone en los libros.

Teniendo en cuenta lo anterior, todo cambio vendrá con los futuros adultos: empresarios, profesores, políticos, conductores, padres…ciudadanos. ¡Ah!, una cosita que se nos olvidaba: quienes nos consideramos adultos ahora, resulta que somos el futuro de las generaciones pasadas, así que no eludamos nuestra responsabilidad: nunca es tarde para aprender ni para actuar.

Ejemplo de primera escala de educación ambiental: La Regla de las 3R, dirigido a los colegios y a los alumnos de 1º de ESO y 3º de ESO.

INTRODUCCIÓN

La primera escala de educación ambiental va orientada a los colegios y se trata de la regla de las 3R. En este ensayo se expondrá como nosotras desarrollaríamos este tema en el marco educativo, tomando para ello como ejemplo explicativo el curso de 1º de ESO donde los alumnos tienen unas edades de 12 a 13 años el curso de 3º de ESO donde el rango de edad suele ser 14 a 15 años.

Esta escala constará de dos partes, una teórica y una práctica. La parte teórica será la misma independientemente de los cursos académicos mencionados arriba, pero la parte práctica, será diferente debido a las herramientas que tendrán que manejar los alumnos, que aunque no son peligrosas, sí que necesitará más atención su manejo por parte de los educadores; la parte práctica se desarrollará a través del juego, ya que está demostrado que es una de las formas más eficaces para el aprendizaje.

En esta escala se plantea la regla de las 3R debido a que consideramos uno de los pilares de la educación ambiental a nivel educativo, concienciar a los alumnos sobre el consumo de bienes y/o productos que actualmente estamos haciendo, consumo  responsable de que se esté produciendo el agotamiento de muchos recursos tanto renovables como no renovables, ya que el ritmo de consumo es frenético, y en un principio lo que se puede considerar como recurso renovable, depende  en cierto modo del ritmo de explotación, puede llegar a ser limitado en algunas ocasiones. Por p ejemplo el agua es un recurso renovable, pero debido a la mala gestión que se está llevando a cabo en determinadas zonas, se está produciendo un serio problema de abastecimiento. A pesar de que hace unas décadas era un bien sin ningún déficit, la sobreexplotación de acuíferos ha hecho que muchos de ellos se salinicen (costa mediterránea, Valencia, Murcia, Almería, etc.), pasando de tener un agua de gran calidad hace apenas unos años, a tener un agua que actualmente no es válida ni siquiera para riego, debido a la intrusión marina provocada por la sobreexplotación.

A partir de la segunda mitad del S. XX comenzó la expansión de la economía basada en el consumo y nació una nueva cultura la llamada “cultura de usar y tirar”.  Esto junto con la utilización de nuevos elementos, los cuales tardan mucho tiempo en degradarse ha provocado que desde esta época hasta la actualidad se haya creado un grave problema con los residuos, alcanzando una dimensión crítica por su fuerte impacto ambiental, sanitario, económico y social. Debido a tal dimensión del problema los países se están implicando en buscar alternativas para corregir esta situación, cuya clave radica en la reducción y la gestión eficaz de dichos residuos.

Otro problema colateral de los residuos, y muy importante, son los niños y niñas que trabajan en los vertederos para la recuperación de diferentes residuos, expuestos a peligros como los vapores que se crean en los vertederos, altamente tóxicos o enfermedades como la fiebre tifoidea, cólera, enfermedades en la piel, alergias, etc.

A lo expuesto anteriormente hay que añadir que en la basura suelen aparecer  residuos altamente contaminantes como pilas, lámparas fluorescentes, medicinas caducadas, etc., provocando graves afecciones ambientales como:

  • Contaminación de suelos.
  • Contaminación de acuíferos y de las aguas superficiales.
  • Focos infecciosos donde se desarrollan plagas de roedores e insectos.
  • Malos olores.

Debemos hacer una buena gestión de nuestros residuos que sea sostenible con el medio y donde podamos sacar un rendimiento de éstos al poder reincorporarlos a nuestro sistema productivo, minimizando el impacto sobre el medio ambiente.

La regla de las 3R (reducir, reutilizar, reciclar) es una manera de llevar a cabo la gestión de los residuos con el enfoque de sostenibilidad ambiental. Esta regla implica a toda la sociedad, partiendo desde el ciudadano concienciado hasta el propio Estado. Es por ello la importancia de tratarlo de una forma didáctica y con un desarrollo práctico en el sistema educativo.

LA REGLA DE LAS 3R

Esta regla aparece por primera vez en la Cumbre del G8 del 2004 donde el primer Ministro de Japón, Koizumi Junichiro la dio a conocer para que la sociedad se volcase con el reciclaje. En el 2005 se realizó una asamblea de ministros  de diferentes países como EEUU, Alemania, Francia, etc., para lograr que esta regla se efectuara a nivel internacional.

La regla de las 3R propugna la reducción, la reutilización y el reciclaje de los productos que consumimos.

Regla de las 3R.

Reducir: debemos reducir el volumen de los productos que consumimos. Esto nos lleva a un dilema, ya que hay muchas personas que dicen que si reducimos el consumo esto provocara problemas económicos como la desaceleración, pero esto aún no se ha demostrado, mientras que los síntomas del consumismo, es decir, el consumo masivo incrementado por las grandes campañas de publicidad, se ha convertido en una “patología” en nuestra sociedad. Para que este modelo se sostenga y crezca, se tiene que aumentar la explotación de los recursos, provocando el agotamiento de los mismos, la pérdida de calidad ambiental y de la calidad de vida.

Normalmente realizamos compras que no necesitamos, y ni por asomo  pensamos que para su fabricación se necesitan materias primas, algunas tan valiosas y escasas como el petróleo o el agua, que no debemos derrochar. Otras sustancias que consumimos son potencialmente contaminantes.

Por ello debemos dirigirnos hacia un consumo consciente, es decir, no sólo tener en cuenta el valor económico de lo que hemos comprado, sino también tener en cuenta los costos ambientales. Por lo tanto es necesario conciencia, decisión y actitud; la educación ambiental juega un papel fundamental en la toma de conciencia.

Reutilizar: es la acción de volver a utilizar los bienes o productos, y darles otro uso. Para ello debemos analizar qué hacer con los bienes o productos usados, y si no encontramos un uso alternativo, iríamos a la tercera R y deberíamos reciclarlo, siempre que sea posible. El fin de la reutilización es producir menos basura y gastar la menor cantidad posible de recursos en fabricar otros nuevos.

Para la reutilización debemos ser creativos, aunque si no lo somos, tampoco es un problema, ya que hay muchas páginas y vídeos en internet de personas que sí lo son y reutilizan una gran cantidad de bienes o productos de diferente naturaleza.

Reciclar: Consiste en fabricar nuevos productos utilizando materiales obtenidos de otros ya usados.

La tercera R es la que más integrada está dentro de la población y por ello es la que más se realiza, pero tenemos que concienciarnos y recurrir a esta opción cuando las otras dos R, no se pueden llevar a cabo; además hay que tener en cuenta que no todos los productos son reciclables, y que el reciclado de un producto se puede realizar un número finito de veces, y dichos productos reciclados tienen una calidad menor al producto original. Por ello hay que concienciar sobre este concepto, intentado fomentar de primeras la reducción y la reutilización.

Por lo tanto debemos tener en cuenta que si no podemos reducir el consumo de un producto ni de reutilizarlo, hay que intentar al menos que dicho producto sea reciclable, ya que mediante el reciclado se consigue reducir la extracción de recursos del medio ambiente.

¿CÓMO PODEMOS APLICAR LA REGLA DE LAS 3R?

Lo que pretendemos con esta regla es  producir una menor cantidad de desechos, para conseguir el desarrollo sostenible. A continuación vamos a poner medidas que se pueden hacer para cumplir las 3R:

Medias para Reducir (1ºR):

  • Comprar sólo lo que realmente necesitamos.
  • Usar bolsas de tela en lugar de bolsas de plástico.
  • Evitar la compra de productos con muchos envoltorios (envoltorio general y dentro de este envoltorio individual).
  • Consumir los productos que para ser creados necesitan menor consumo de energía, agua y materia prima.
  • Sustituir los productos que necesiten pilas para su funcionamiento, por los mismos productos, pero que funcionen con cuerda, energía solar o eléctrica (como las linternas).
  • Guardar los alimentos en recipientes de vidrio en lugar de usar bolsas plásticas o productos similares.
  • Coger notas en medios electrónicos, en lugar de libretas, y así reducir el consumo de papel.
  • Imprimir sólo cuando sea necesario.
  • Utilizar servilletas de tela y trapos de cocina en lugar de desechables.
  • Evitar la compra de productos tóxicos y contaminantes, ya que estos dañan más el medio ambiente.
  • Desconectar los aparatos eléctricos cuando no estén en uso para gastar menos energía.
  • Evitar los baños, mejor la ducha, y cerrar bien la llave del grifo después de cada uso.
  • Limitar el consumo de productos de usar y tirar.
  • Siempre que puedas compra a granel.
  • Reflexionar siempre cuando compres, ¿es realmente necesario?

Medidas para reutilizar (2ºR)

Aprovecha algunos desechos orgánicos en tus jardines y macetas (el café colado muy buen fertilizante, las cascaras de huevo se pueden destruir y enterrar en la tierra dando nutrientes a las plantas).

– Haz compost con los desechos orgánicos.

– Usar el agua de lluvia para regar nuestras plantas y para limpiar el hogar.

– Usa las bolsas vacías, para ir a hacer la compra o como bolsa de basura.

– Los plásticos de burbuja úsalos para guardar objetos frágiles.

– Usa los plásticos de los yogures o los vasos para hacer semilleros y las botellas, para hacer maceteros.

– Usa los neumáticos, para crear jardineras o sillones.

– Usa los pallets para crear mesas, sillas, sofás, estanterías.

– Utiliza las latas de refrescos como lapiceros.

– Usar los CDs viejos para la creación de relojes, móviles, ruedas para hámster, etc.

– Usa el cartón o papel para realizar manualidades como la creación de vestidos.

– Usa madera, medias, calcetines, palos para crear juguetes como malabares.

– La ropa que ya no queremos, independientemente del motivo (esté rota, no nos guste, no nos valga) podemos usarla para crear nuevas prendas o hacer bolsos, carteras, etc., usarla para trapos o para rellenar cojines. También si la ropa está en buen estado podemos depositarla en los contenedores de ropa, ídem con los zapatos.

Medidas para el reciclar (3ºR)

Esta es la última opción. Muchos materiales de los que están hechos los productos y sus envases, pueden incorporarse a otro ciclo de transformación. Esto se puede realizar cuando los desechos sean separados correctamente. Para ello disponemos de diferentes contenedores con un código de color siendo:

  • Amarillos: plásticos y latas
  • Azules: papel y cartón
  • Verde claro para depositar el vidrio
  • Verde oscuro o naranja para la materia orgánica.
  • Rojo: en estos contenedores se depositan los desechos peligrosos, son poco habituales, se depositan en ellos baterías, pilas, insecticidas, aerosoles, etc.

Además de estos contenedores se encuentran los puntos limpios, los cuales están acondicionados para que depositemos en ellos residuos domésticos de grandes dimensiones como muebles o aparatos electrónicos. También hay contenedores específicos para el aceite usado o para las pilas. Los contenedores de pilas también los solemos encontrar en grandes supermercados, incluso en los ayuntamientos.

Los medicamentos caducados, que son altamente contaminantes se pueden depositar en contenedores que tienen en  las farmacias para ello.

LA IMPORTANCIA DEL RECICLADO

 A continuación vamos a ver diferentes tipos de reciclado:

Papel y cartón: una de los materiales más importantes a la hora de reciclar para el medio ambiente debido a que su obtención tiene un alto coste medioambiental. Cuando se recicla papel lo que se obtiene es nuevamente papel, el conocido papel reciclado. El papel reciclado tiene una peor calidad, que el original, debido a la descomposición de las fibras cuando se está realizando el reciclado. Los papeles con brillo, encerados o plastificados no son reciclables.

En el reciclado del cartón se ahorran por cada tonelada reciclada unos 140 litros de petróleo, 50.000 litros de agua, 2m3 de espacio en un vertedero y 900 kilos de dióxido de carbono.

Vidrio: cuando reciclamos vidrio casi todo vuelve a ser incorporado en la creación de nuevos productos, es importante a la hora de depositarlo en el contenedor, quitar los tapones, de esta forma el proceso de reciclado será más rápido y económico.

Plásticos: es uno de los grandes contaminadores del medio ambiente debido a que se utiliza en casi todos los productos, que consumimos habitualmente y a que su tiempo en descomponerse es muy largo, dicho tiempo se estima alrededor de 180 años. Los plásticos que más se reciclan son el PVC (muy contaminantes) y los PET, los cuales en su fabricación se utilizan metales pesados y sustancias irritantes que son expulsados al medio ambiente, muy importante reciclar estos materiales.

La materia orgánica: la materia a reciclar son desechos de alimentos, hojas, seres vivos o excrementos, estos residuos se degradan rápidamente, aunque se puede acelerar a través del compostaje o el vermicompostaje.

El compostaje y el vermicompostaje es lo mismo, sólo que en el último, además de las bacterias entran en juego las lombrices a la hora de la descomposición con lo cual el proceso es aún más rápido, el nuevo producto que se crea se puede utilizar como abono, para nuestras plantas siendo de una alta calidad.

Las pilas y baterías: muy tóxicos para el medio ambiente, estos junto a los aparatos electrónicos si no se reciclan correctamente pueden contaminar las aguas, y los suelos añadiendo metales pesados y otros compuestos químicos muy contaminantes

Aluminio: es uno de los metales más utilizados en el mundo, el reciclado de este material es uno de los más rentables para la industria, se usa en lata, cables, embalajes, muebles, etc., a pesar de que se encuentra gran cantidad, tiene unos altos costes de extracción sobre todos de energía, su reciclado ahorra el 94% de ese coste energético, además es un metal tóxico por lo tanto provoca un fuerte impacto sobre el medio ambiente; sin embargo no es muy reciclado a nivel doméstico por ello debemos de concienciarnos, a nivel industrial se recicla en su totalidad.

¿CÓMO APLICAN LAS 3R EN ECOSISTEMAS COMO LOS BOSQUES?

Los bosques son sistemas cerrados donde toda la energía que se genera cuando han alcanzado el clímax se reutiliza dentro del mismo, con lo cual no tienen excedentes ni déficit energético. Nosotros deberíamos intentar funcionar como ellos y así no tendríamos el grave problemas de los residuos. A continuación vamos a explicar cómo funcionan para para su mejor comprensión.

Para hablar de su funcionamiento, previamente debemos conocer lo que es una sucesión ecológica, tratándose  esta de un proceso de cambio que sufre un ecosistema en el tiempo, resultado de los cambios que se producen en su entorno y en las poblaciones que lo integran, y dando lugar a un ecosistema cada vez más organizado y complejo.

Las sucesiones tienen cuatro fases:

  • Fase inicial: las especies pioneras ocupan el suelo como serían los líquenes, musgos y algas, comienza por tanto la fotosíntesis y la transformación del suelo.
  • Fase media: desarrollo de especies vegetales más complejas, que por medio de sus raíces van enriqueciendo el suelo y aparecen organismos más complejos como artrópodos y gusanos.
  • Fase de maduración: como el suelo se está formando y desarrollando aparecen arbustos y árboles de mayor tamaño, haciendo que aparezcan nuevas especies aumentando la red trófica del ecosistema.
  • Fase final o clímax: máximo desarrollo del ecosistema donde se dan las condiciones estables y de equilibrio entre todos sus componentes y donde se alcanza el máximo de diversidad de especies. En esta última fase hay una fuerte resistencia a los cambios que se puedan producir dentro del ecosistema.

Un ecosistema como un bosque puede mantenerse en una situación de clímax durante muchísimo tiempo, pero normalmente suelen aparecer perturbaciones alterando esta situación; estas alteraciones son llamadas regresiones ecológicas, ya que hacen que el sistema retorne a una fase anterior al clímax, provocando que el sistema vuelva a ser más inmaduro y con una menor biodiversidad.

Las alteraciones pueden ser de origen natural (incendio provocado por un rayo, vulcanismo, etc.) o por actividades humanas (deforestaciones, repoblaciones con especies alóctonas, etc.

Como ya hemos visto los bosques son estructuras dinámicas y complejas. En su funcionamiento hay implicados una gran cantidad de componentes que hacen que en un bosque ocurran una gran cantidad de interrelaciones, dichas relaciones no son estáticas y por lo tanto los bosques van evolucionando en el transcurso del tiempo.

En los bosques encontramos muchos elementos diferentes, y cada uno de ellos tiene una función específica, pero a su vez cada elemento interacciona con otro elemento para formar estructuras de mayor tamaño.

Estas relaciones son debidas a los flujos de energía, a los movimientos cíclicos de la materia, de las interacciones, adaptaciones, etc., por todo esto decimos que el bosque es un sistema cerrado, pero a pesar de ser un sistema cerrado, los bosques están en continua transformación. En los bosques la evolución no es al azar, es debida muchos organismos diferentes y a como estos se han organizado a su vez, y de las interacciones de dichos organismos con su misma especie como con otras especies, también su evolución está relacionada con la biosfera y con la influencia humana. Además en los bosques,  los ciclos de materia y de energía juegan un papel primordial.

En los bosques todos los seres vivos se relacionan unos con otros. Los árboles de mayor porte dan sombra a las plantas y árboles que no toleran el calor, sus raíces sujetan el suelo, evitando la erosión del mismo y retienen el agua de lluvia haciendo posible que parte del agua se quede en la tierra y otra parte se infiltre hasta llegar a los acuíferos o ríos subterráneos y además dan cobijo a los animales. Los animales comen las plantas o animales sus heces sirven para cargar el suelo de materia orgánica, siendo nutrientes para el suelo y por lo tanto para las plantas. También nos encontramos a otros organismos que tienen un papel muy importante dentro de los ecosistemas, son los descomponedores formados por los hongos, microorganismos, insectos, etc., estos se encargan de fragmentar los restos de ramas, hojas, animales muertos creando una fina capa de humus, que es una capa delgada rica en materia orgánica enriqueciendo mucho el suelo y haciendo que en él puedan crecer las plantas muy bien, ya que tienen muchos nutrientes.

Además de lo expuesto anteriormente no hemos mencionado aún el papel más importante de los bosques, que es realizado por la vegetación,  gracias a ella, pueden vivir el resto de seres, ya que absorbe dióxido de carbono y expulsa oxígeno, siendo este último gas indispensable para la vida.

Por todo lo mencionado anteriormente debemos evolucionar hacia el estado clímax, como lo hacen los bosques, para conseguir un equilibrio entre todas las especies que habitamos el planeta y donde no sobreexplotemos los recursos naturales, el funcionamiento del bosque es un buen ejemplo de cómo en los ecosistemas naturales no hay sobreexplotación de recursos ni de especies, donde todas ellas interaccionan con otras especies, y a su vez estas interacciones crean sinergias positivas con las demás especies y con el medio natural. Y donde los residuos son transformados para obtener energía no generando sustancias dañinas para el medio.

PARTE PRÁCTICA PARA LOS ALUMNOS DE 1º DE LA ESO

Para los alumnos de 1º de la ESO,  realizaremos talleres enfocados a la realización de juegos, para ello previamente  se crearán dichos juegos, los materiales utilizados serán fáciles de conseguir en cualquier hogar  doméstico por lo tanto se conseguirá la aplicación de las 3R, se reducirá compra de juguetes, se reutilizarán objetos como palos viejos de fregona o calcetines viejos y se reciclará todo el material sobrante de las actividades.

Una vez realizado los malabares se hará una demostración de cómo se juega con ellos por parte del monitor.

Palos chinos.

Material necesario:

  • Dos palos de 50 cm y uno de 55 cm, el palo largo debería ser un poco más grueso, pero si no lo es no pasa nada.
  • Cámara de bicicleta.
  • Cinta aislante de colores.
  • Pegamento.

Procedimiento: Se corta la cámara. Si es de montaña se corta por ambos lados, si es de paseo sólo por un lado. Hay que quitar la válvula. Se forran los palos con la cámara, previamente las cámaras se habrán limpiado, para que no resbale. Después se hace un corte en el extremo de la tira de goma de unos 45 grados y con cinta y pegamento se fija el extremo.

Para los flecos necesitaremos dos tiras de cámara de unos 10 cm de ancho y 35 cm de largo, posteriormente cortamos los flecos, que deberán llegar hasta los 2 cm del borde, cuanto mayor sea el fleco más lento irán los palos chinos.

palos chinos

Cariocas.

Material necesario:

  • Cámara de bicicleta.
  • Cuerda
  • Anilla de llavero.
  • Una cinta de tela.

Procedimiento: primero hacemos un lazo. Enganchando la anilla del llavero en el nudo. Aseguramos el nudo con un poco de pegamento. El lazo estará a unos 8 cms. Para dar volumen al lazo lo encintamos. Posteriormente cortaremos la cámara a lo largo, así nos quedará abierta, y luego le haremos unos flecos hasta la mitad. Luego enrollaremos la cámara sobre el lazo, procurando que los flecos queden justo por encima del nudo y la anilla. Apretamos la cámara fuerte, para evitar que se suelte. Enrollamos la cámara y la encintamos, para que quede más bonita y sujete la cámara. Finalmente le ponemos los lazos.

cariocas

Pelotas de malabares

Material necesario:

  • Arroz
  • Globos
  • Vaso
  • Botellín.
  • Tijeras
  • Embudo

Procedimiento: Primero llenamos el vaso con el arroz, tomando siempre la misma medida, unos 90 o 100 gramos, y los vertemos en el botellín con la ayuda del embudo. Luego inflamos un poco un globo, le damos unas vueltas al cuello del mismo y lo ponemos en la botella para ir llenándolo, no hay que llenarlo demasiado, una vez que ya tengamos el globo con el arroz, le quitamos al globo el pitorro y se verá el arroz. Finalmente, previo corte del pitorro, montamos otro globo encima, cubriendo bien el agujero del globo anterior. Cuanto más globo pongamos más resistencia tendrá.

Bolas Malabares 2

Zancos con latas.

Material necesario:

  • Dos latas
  • Martillo, destornillador y tijeras.

Con el destornillador y un golpe de martillo agujereamos las latas muy cerca del borde, por los dos lados. Cortamos la cuerda más o menos el doble de la distancia del suelo a la cintura del alumno (lo harán personalmente), pasamos la cuerda por los agujeros y hacemos un nudo. Si le das varias vueltas al extremo dentro del lazo quedar un nudo más gordo.

Se le puede poner la tapas de las latas (si se tienen) para evitar resbalones.

Indiaca.

Material necesario:

  • Arroz unos 40 o 45 gramos.
  • Globos
  • Un tapón de corcho.
  • Un plumero viejo.
  • Un trozo de tela que nos guste.

Procedimiento: Lo primero que haremos es el peso de la indiaca, que se hace igual que lo descrito anteriormente, para hacer las pelotas de malabares, salvo que tiene que tener menos peso. Cortamos un círculo de espuma de unos 5 cm de diámetro. Montamos las plumas sobre el tapón de corcho con cinta aislante muy apretada, pegamos la punta al tapón, y luego la otra opuesta. Una vez que pegamos dos de los extremos, haremos un pliegue para que los extremos libres nos queden en forma de punta, seguidamente pondremos pegamento en dichas puntas y las pegaremos al tapón. Y ya estaría la Indiaca cerrada, enrollamos cinta aislante que además de darle color, ayuda a que el tapón quede más sujeto a la tela.

indiaca

PARTE PRÁCTICA PARA LOS ALUMNOS DE 3º DE LA ESO

Para los alumnos de 3º de la ESO,  realizaremos talleres enfocados a la realización de utensilios, que nos servirán en nuestra casa, los materiales utilizados serán fáciles de conseguir, ya que se utilizarán neumáticos.

Reposa pies

Materiales:

  • Neumático viejo
  • Cuerdas de 0.5 cm de diámetro (las cuerdas de plástico son más cómodas).
  • Tapas de madera
  • Pegamento resistente
  • Patas móviles o fijas.
  • Tijeras

Procedimiento: para  ello utilizaremos un neumático de coche, el cual tendremos que girar, hay que quitar toda la grasa o suciedad del neumático, para que la superficie  este fina y limpia.

Cogemos unas cuerdas y las pegamos a la superficie de la rueda, en la parte donde la rueda tocara el suelo, hay que recubrir todo el neumático.

Con dos tapas de madera del mismo tamaño que el  agujero del neumático las tapas serán la base para sustentar las patas del reposa pies y la tapa del mismo. Pégalas al neumático con pegamento fuerte y lo dejamos secar durante 24 horas. Después anclamos las patas al reposa pies con unos tornillos. Finalmente recubrimos las tapas con las mismas cuerdas que hemos usado para el neumático, para poner las cuerdas hay que hacerlo con fuerza y pegando la cuerda a la madera para que quede bien sujeta, después pegamos las tapas al neumático.
reposa

Jardineras

Materiales:

  • Neumático viejo
  • Tierra y arena.
  • Pintura
  • Plantas o semillas.
  • Piedras

Procedimiento: Primero debemos elegir el lugar donde vamos a colocarlos en el patio los neumáticos, ya que serán demasiado pesados para moverlos, una vez estén llenos de tierra y agua. Llena los neumáticos con una mezcla de tierra o arena para macetas. También es conveniente que colocar piedrecillas para macetas en la parte de abajo y distribúyelo bien. Esto ayuda a mejorar el drenaje. Si decides pintarlos, elige colores llamativos y vibrantes para crear un rincón alegre y colorista.

Si decidimos colgarlos, habrá que lavarlos bien para quitarles todo tipo de residuos y realizar algunos agujeros en la parte inferior con un punzón para que drenen bien. A la hora de la plantación, elige flores anuales si quieres que duren una temporada. También son adecuadas las plantas enredaderas y las flores que toleran el calor y la sequía, como las flores silvestres y las caléndulas. Además, dadas las características del caucho, te puedo asegurar que tus jardineras resistirán sin mayor problema el sol, la lluvia, la nieve y las heladas.

jardineras

Nota: Para la realización de los talleres sería conveniente poner un breve vídeo donde se realizará el objeto deseado y el educador que vaya  acompañando a los alumnos en la creación de los objetos, y también realizandolos.

Ezah & PaloaEducación Ambiental

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s